Ver todas las noticias
22/06/2017 | MarplaMundo
Un día de emociones fuertes para Lucas Martinez Quarta
09:44 | Doping y gol en una misma jornada. Poco antes del partido frente a Aldosivi, se conoció que el control realizado en el cotejo ante Emelec, válido por la Copa Libertadores, había detectado “anomalías”. River emitió un comunicado, donde informa que solicitó la contraprueba. Su familia pidió respeto y prudencia por las acusaciones en las redes sociales. Y el propio jugador se descargó con el tanto de la victoria ante el “tiburón”.
La novedad sorprendió a propios y extraños. Y golpeó duro al marplatense, que tiene una carrera en ascenso y prácticamente se ha convertido en un faro para el afecto de los hinchas del “millo”.

El caso de la polémica se remonta al pasado 10 de mayo, justo el día en que Martínez Quarta cumplió 21 años. En ese entonces, a la espera del superclásico, River utilizó una formación alternativa para recibir al Emelec de Ecuador. Y sufrió para llevarse el punto que le dio la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores. Tras el encuentro, el futbolista fue sometido al análisis antidopaje de rutina, que arrojó un resultado “adverso negativo” (significa que los valores fueron superiores a lo permitido).

La sustancia hallada es hidroclorotiazida, un diurético de uso común prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) por su uso como “agente enmascarante”, es decir, capaz de ocultar otras drogas, por caso, aquellas que mejoran el rendimiento deportivo.

Pese al descubrimiento, el jugador oriundo de Mar del Plata pudo jugar ante Aldosivi porque la Conmebol aún no dio a conocer la sanción provisoria. Vale destacar que, de acuerdo a lo estipulado por el Reglamento Disciplinario, la pena impuesta podría extenderse entre seis meses y dos años.

EL COMUNICADO DE RIVER

A través de una nota oficial difundida en la tarde de ayer, se confirmó la solicitud de la contraprueba y se detalló que el producto detectado no se encuentra en el menú de medicamentos de uso cotidiano de los facultativos de la entidad.

Asimismo, el club reveló que el jugador asegura no haber tomado medicamentos no prescritos por la institución, por lo que confía en que se aclare la situación y que se resuelva “sin consecuencia alguna” para Martínez Quarta.

Según trascendió luego, el equipo que encabeza el Dr. Pedro Hansing se puso a trabajar de inmediato para elevar el descargo correspondiente y descartar eventuales contaminaciones de los fármacos utilizados. También los abogados de River, junto con AFA, intervinieron en la apelación.

Si la “Muestra B” confirma los resultados de la “Muestra A”, el resultado del control se considerará positivo y el Tribunal se expedirá al respecto. En tanto, si se contrapone, el proceso se dará por finalizado.

En estos momentos, tanto Fernando Barrientos, de Lanús, como Nicolás Figal, de Independiente, aguardan sanciones por la detección de diuréticos en el marco de controles similares.

EL APOYO DE LA FAMILIA

A través de Twitter, el entorno del futbolista dejó en claro que lo acompaña y lo contiene en este difícil momento.

“Lucas está destrozado. Literalmente es incapaz de perjudicar su salud”, se publicó ayer en la cuenta familiar (@chinomartinezf1), que el marplatense comparte con Agustina, su actual pareja y mamá de su pequeño hijo Bautista.

Además, su hermano Gonzalo (@gonzalomquarta) expresó: “leo muchos comentarios sobre lo que está pasando. Si van a hablar, háganlo con cuidado. Atrás hay una familia y las cosas que dicen molestan”. “Sé la clase de persona que es. Es un pibe sano. Con estas cosas no se jode”, agregó.

EL CUESTIONAMIENTO AL LABORATORIO

Curiosamente apenas unas horas antes de que se conociera la noticia del doping de Martinez Quarta, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) comunicó la suspensión parcial de la acreditación otorgada al Laboratorio Analítico Olímpico de la UCLA, con sede en Los Ángeles (California, Estados Unidos), donde habitualmente se envían los análisis de la Conmebol.

La sanción, con vigencia desde el 14 de junio, responde a la detección de procedimientos que no cumplen con las normas de calidad impuestas a fin de garantizar resultados válidos y fiables.

Si bien aún hay tiempo para apelar la medida, esto significa que durante un período de tres meses el laboratorio deberá obtener una segunda opinión antes de reportar cualquier resultado analítico adverso. Sin embargo, la medida sólo correrá en lo que respecta a “los glucocorticoides prednisolona y prednisona y a los esteroides anabólicos boldenona y boldione”.