Ver todas las noticias
11/06/2017 | MarplaMundo
“Zurdo”, el nuevo espejo para un sueño posible
09:23 | Braian Alvarez, marplatense de 19 años formado en Unión y Cadetes de San Martin, debutó en la primera división del fútbol argentino con la camiseta de Racing. Fue el 27 de mayo, en el Cilindro de Avellaneda, en la victoria por 2 a 1 frente a San Lorenzo. Area Chica MdQ dialogó con él sobre su trayectoria, su presente y sus expectativas.
Nació el 22 de agosto de 1997 en Mar del Plata. A los 6 años comenzó a jugar en Etchepare, un club de barrio, cercano a su casa, donde descubrió su pasión por el fútbol. Más tarde, recaló en Unión, que lo contuvo entre 2008 y 2010, y luego fue transferido a Cadetes de San Martín, que lo tuvo en sus filas entre 2011 y 2013. Allí se dio el gusto de salir campeón de la Liga Marplatense, en 2012, con el plantel de séptima división que conducía Adrián “Pachi” Pili y que también integraban el arquero Marcos Gordziejczuk, hoy en Almagro, y al mediocampista Federico Acuña, actualmente en el Lucena de la División de Honor Andaluza (España).

Respetuoso de sus raíces, Álvarez tiene los mejores recuerdos de su paso por la “Feliz”. Tan es así que al ser consultado por los entrenadores que más lo marcaron en su trayectoria, reflexionó: “Alejandro Ludueña, en Unión, porque es una excelente persona y me enseñó mucho. Luego, Mariano Felices y Adrián Pili, en Cadetes, ya que me formaron como jugador y me ayudaron mucho”. Al respecto, explica: “había momentos en que desaparecía y faltaba por meses, pero ellos insistieron para que volviera a entrenar y no dejara de jugar”.

Inició su carrera como delantero y, más tarde, se amoldó rápidamente al puesto de volante. Ahora se luce por su polifuncionalidad: puede desempeñarse como lateral por izquierda, mediocampista o extremo. Quienes lo siguen destacan su cambio de ritmo, gambeta, verticalidad y la facilidad para el ida y vuelta.

Desembarcó en la “Academia” con 16 años. Según relata, Marcelo Rodriguez, “un representante que es conocido de mi tío”, le consiguió la prueba que cambiaría su vida para siempre. “Estuve una semana, entrenando y viviendo en la pensión... y tuve la suerte de quedar”, rememora con alegría.

Desde entonces trabajó duro para convertirse en una alternativa válida para Diego Cocca, quien curiosamente estaba al frente del equipo profesional también en ese entonces.

Con el apoyo incondicional de su madre y sus cuatro hermanos, logró asimilar los cambios y consiguió afianzarse en Sexta y Quinta. “Tuve dos años buenos y después empecé a jugar más seguido en Reserva, donde agarré ritmo. Luego, integré un grupo de chicos que habían sido elegidos para hacer la pretemporada con la Primera y ya en 2017 me presenté en el Hotel Sasso”, repasa.

A sus espaldas, había un 2016 fructífero: 16 partidos en Reserva y 12 en Cuarta, con un gol en cada categoría y una convocatoria a la selección sub-20.

Mientras tanto, soñaba con el ansiado debut, que llegó el 26 de enero del año siguiente en un torneo no oficial: fue en el 1 a 1 ante Atlético Tucumán, en el marco de la Copa Provincia de Salta, un triangular amistoso que además contó con la participación de Independiente.

Casi un mes más tarde, el 24 de febrero, el “Zurdo” firmó su primer contrato profesional junto a otro juvenil de Racing, Rodrigo Schlegel. De ese modo, selló su vinculo con la entidad de Avellaneda por un lapso de cuatro años.

Hoy, él mismo se describe como un jugador “rápido, técnico y con buen centro” y reconoce que mira a muchos pares, aunque su máximo referente es Angel Di María.

Tras su presentación profesional, recuerda el aporte de Fabio Radaelli y Manuel Fernández, los coordinadores que lo recibieron en el club y quienes, de acuerdo a sus propias palabras, tienen mucho que ver con su presente.

También señala a su familia, sus amigos y la gente de Racing, “que es increíble e hizo que mi debut ante San Lorenzo, como local, fuera hermoso”.

Así es como un pibe del barrio Libertad, “vago y atorrante”, que comprendió el guiño del destino, se convirtió en futbolista profesional de uno de los clubes más grandes de la Argentina...